Reseñas

[RESEÑA] DmC

DmC_AngelsMucho se ha hablado del nuevo DmC. Que si el nuevo Dante es una porquería, que si se están meando en la historia de una franquicia exitosa y en sus fans, que si emo, que si esto, que si el otro. Pero la verdad, estamos ante un trabajo bueno que es digno portador del nombre. Simplemente hay que entender bajo qué contexto se mueve y darle su oportunidad para brillar.

Tal vez a mí me sea más fácil aceptar este tipo de reboots por dos cosas: Una, desde que Marvel parió el universo Ultimate he sido muy fan de esto de reinventar personajes desde una perspectiva diferente o simplemente contemporánea; y dos, prefiero que me den un reboot -por muy innecesario que sea- a que me entreguen productos que sí manchan el nombre de una saga como Resident Evil 6. A eso súmenle que CAPCOM ya no puede competir en el mismo terreno que Hideki Kamiya. Ya no era justo para la serie original -ni para nosotros los jugadores- que se siguiera tratando de emular ese tono que Kamiya engendró con el Devil May Cry original y que queda muy claro que Bayonetta hace igual o mejor. Así, Ninja Theory llega para darle un tono diferente a la serie y nos entrega un Ultimate DmC más acorde a la época, pero sin dejar de lado lo que hace que un Devil May Cry sea un Devil May Cry.

-El nuevo Dante nos quiere mucho-

El planteamiento del nuevo universo simplemente me ha encantado. A muchos les podrá parecer soso porque bebe mucho de la historia actual, pero creo yo que el juego y su trama van a envejecer muy bien mientras más pasen los años y más nos alejemos de los sucesos actuales de los cuales se alimenta para crear su ficción.

Estamos enfrente de una corporación que maneja al mundo mediante la “deuda” y tiene al mismo presidente lamiendo de sus botas. Del otro lado tenemos a los “rebeldes”, un grupo que bien se podría llamar Anonymous y que se encarga de echarle tierra a las corporaciones y los medios en busca de la libertad de expresión. A esto agreguen que dicha corporación está liderada por los demonios que tienen idiotizado y esclavizado al mundo mediante los medios y productos que envenenan su cuerpo y mente, todo con la finalidad de tener su “granja de almas”. Ahí entran los rebeldes, The Order, que son unos “caza demonios” que buscan detener todo esto y acabar con el dominio del demonio mayor y salvar a la humanidad.

-Virgil y Anonymous… digo, The Order-

Todos los elementos principales de la mitología original están aquí presentes: Sparda, el padre Demonio, Eva, la madre ángel, Virgil, el hermano gemelo perdido, y Mundus, el demonio que ha jodido a nuestra familia. Todo esto se ve reflejado en la trama, esa trama que busca hacer una crítica al mundo actual que vivimos.

Si bien el concepto de la nueva narrativa puede no ser para todos, me es muy difícil que no salga de mi boca que DmC me ha parecido una experiencia sumamente divertida de jugar. En palabras simples solo podría poner ante él a DMC3 en términos de jugabilidad. Y vamos, es que DMC3 es de lo más bello que ha entregado el género desde siempre.

Algo que ayuda a que el paseo sea muy disfrutable es el nuevo Limbo. Como todo hack & slash que se respete, DmC sigue el planteamiento de siempre de avanzar, matar y seguir avanzando y seguir matando. Pero ahí es donde entra ese Limbo, ese mundo paralelo que convive con el mundo de los humanos y en el que habitan los demonios. El Limbo es un ser que se mueve, se expande, se contrae e intenta acabarnos como un enemigo más. Con la mano en el pecho les aseguro que DmC, gracias a este Limbo, me ha entregado las secciones “plataformeras” más satisfactorias que he visto en el género jamás. Y qué decir de los escenarios y ambientación, que son los mejores de toda la serie.

-Dante y su madre, un ángel-

Para movernos en este plano del mal contamos con dos herramientas: el tirón demoníaco y el agarre angelical. Con el primero podremos agarrar a los enemigos y jalar ciertas partes del escenario. Con el segundo seremos nosotros los que nos lancemos hacia los enemigos o las zonas destinadas a ello. Este par de herramientas hacen que el moverse entre esos bellos escenarios sea tan divertido y gratificante como despedazar enemigos.

Y bueno, al momento de sacar espada y quemar cartucho, ¿Qué tan bien parado queda el juego? El sistema de combate no decepciona aunque se pudo haber logrado más. Tenemos espada y armas de fuego, las cuales se campechanean con las armas demoníacas y las angelicales, lo que crea un sistema fácil de usar y muy vistazo al momento de hacer combos, aunque para algunos pueda resultar poco profundo. Sí, tiene algunos errores que ojalá y se mejoren en futuras secuelas (si es que las hay), pero DmC es un juego que se disfruta con cada golpe, cada espadazo y cada bala que sale de nosotros.

Ya tenía rato que un juego no me provocaba ese impulso de “volver a empezar” una vez vistos los créditos correr. Y eso no es mas que una cosa muy buena. Aquí hay mucho que hacer, mucho que recolectar y muchas dificultades que dominar. Hay juego para rato.

Así, si bien el planteamiento base de la trama me enganchó desde un principio, tengo que decir que el desarrollo de la misma no es tan satisfactorio como esperaba. Hay algunas situaciones medio idiotas y fuera de lugar que dañan un poco el resultado final. Eso sí, en la balanza, me pareció un producto “OK” en términos de narrativa.

Ahora pasemos analizar un poquito aquello que se ha criticado más del juego: Sus personajes, desarrollo y diálogos de los mismos. Algo que hay que aceptar es que los personajes son planos, no al nivel de otros juegos palomeros, pero si me quedaron a deber. Sobre todo porque de Ninja Theory esperaba algo mejor. Ellos me dieron grandes personajes en Heavenly Sword y un desarrollo impecable de los mismos en Enslaved. Por esto es que su trabajo en este apartado me deja tibio, aunque hay que decir que las relaciones entre los personajes sí logran tener momentos satisfactorios. Ojo, en este aspecto me estoy refiriendo solamente al desarrollo de los personajes. En todo lo demás que cada uno trae detrás me ha parecido que han acertado.

Dicen que este nuevo Dante es todo menos cool, pero hay que ponerse en sintonía. El Dante original nos movió el tapete porque venimos de una generación que creció con la influencia del héroe japones, de aquel con espadón en mano y de pelos parados. Veníamos de tener a Cloud en un pedastal y nuestra generación bebía fuertemente de todo lo que tuviera tufo a japones. Es por eso que el Dante original nos pareció lo mejor y más cool del mundo en ese momento

Ahora tenemos al nuevo Dante, aquel que acusan de no ser cool porque trata demasiado. Y no es que trate de serlo, sino que el día de hoy “tratar de ser cool” es lo que “es cool“. Bueno o malo, este Dante entra un poco más en la definición contemporánea del concepto que nuestro querido primer Dante. Tratando desesperadamente de ser cool, es como logra serlo ante los ojos de esta nueva generación. Y uno, que ya está crecidito y peludo, puede entender esto. Podemos entender que estamos manejando a un joven Dante que es como es -que tampoco es que su personalidad se aleje mucho del Dante “joven” de DMC3– porque la sociedad que lo rodea lo ha hecho así. Tal como las nuevas generaciones. Y lo mismo se aplica a Virgil y a la compañera Kat. Por un lado tenemos al hipster hacker que se pronuncia contra el sistema y por el otro tenemos a la chava rebelde que encaja en el cliché actual de la chavita medio rebelde y medio hippie-punk.

Y bueno, los diálogos, ¿Qué les puedo decir?  Todos somos diferentes, pero cada diálogo de DmC lo sentí mío. ¿Qué dirían ustedes si tienen enfrente a un demonio horrible? Yo le diría un Fuck you! bastante grande, y si me responde de la misma manera, le respondo otro igual y otro y otro mientras le rebano la jeta y quemo cartucho. Las conversaciones de DmC son muy reales, son lo que tú, yo y millones de jóvenes dirían en cada una de las situaciones a las que se enfrenta Dante. No sé ustedes, pero si tuviera enfrente a un demonio -que de paso trabaja para aquel que mató a mi madre y a parte parece gusano-, no me pondría a debatir y a filosofar con él, se la mentaría muy fuerte, le pintaría un dedo medio bien grande y empezaría a repartir plomo por todo el lugar. Y doy reverencia especial a esa conversación entre hermanos de “quién es el mejor”. Que tire la primer piedra quien no haya vivido una discusión similar con algún hermano o amigo, y apuesto que terminó de la misma manera que en el juego. Grande.

-Él es Dante. Nada más, nada menos-

Como conclusión, DmC te gustará en la medida que aceptes el entorno actual en el que se mueve. Ninja Theory ha logrado adaptar la serie a los paradigmas actuales sin violar ningún apartado que hacía que Devil May Cry fuese Devil May Cry. La jugabilidad esta ahí, tan divertida como siempre, y nos han entregado mecánicas que se sienten frescas en la serie y definitivamente le han inyectado vida nueva a la franquicia. El anterior Devil May Cry ahí está y nadie nos lo va a quitar, deberíamos estar felices de que ese universo ya no se va a profanar y que estará ahí cada vez que queramos entrar a él. Eso sí, si CAPCOM tiene un poquito de amor por nosotros los fans originales, DEBE hacer un juego en el que ambos universos se junten. Muy a lo Marvel.

Y bueno, por si tienen la duda. Ya saben que CAPCOM no merece mi dinero, pero aquí entré al juego por Ninja Theory, porque me gusta su trabajo, porque los quiero apoyar y porque quiero que me sigan dando sus juegos. Y si todo sale bien, volverán a cambiar de publisher y seguirán adelante con su vida.

BUTTON SCORE 008

Anuncios

9 replies »

  1. ese “si es que las hay” refiriéndose a las secuelas, no sé si sea porque al final Capcom lo produce, pero lo sentí como un enorme sarcasmo, jejejeje

  2. Jajaja, pues es y no es sarcasmo. Obviamente conociendo a Capcom ya tiene mínimo una trilogía pensada, pero aquí ya sabes que entran ventas y demás factores para decidir el futuro de este nuevo universo. Además que sin Ninja Theory no hay fiesta, o al menos, conmigo no cuentan. Me tendrían que vender muy bien una secuela sin NT para caer ante ella.

    Saludos.

  3. Soy fan a lo cabrón de la saga (incluso el 2 me pareció…simplemente mediocre, y el 4 me agradó a secas. 1 y 3 son la onda). Probé el demo, y he visto algunas escenas, y la verdad se nota muy bien en todo. Se juega suave (no tan complejo como el 3, ni tan dificil como el 1, pero muy bueno). Y los personajes agradan. Lo probaré, y si la saga sigue, muy probablemente me mantenga a la expectativa. Eso sí, NO lo compraré nuevo. Hace un rato que a CAPCOM no le doy mi lana. Me espararé a que baje usado o que saquen la versión con todo el DLC que van a sacar, o de menos el de Vergil´s downfall.

  4. yo quiero DMC, pero no tengo money, me esperaré a que esté a mitad de precio…este año solo ni no kuni y próximamente last of us se merecen los 999 que cuestan

Buttoneros, opinen:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s