Especiales

Clash in the Clouds

Clash in the CloudsDespués de tres meses desde que se lanzó Bioshock: Infinite por fin cae la primer pieza de contenido descargable. Sinceramente este es un contenido que me deja tibio, ya que en un principio se dijo -o se dio a entender- que los tres contenidos serían independientes y expandirían el universo argumental del título. Por esta razón, después de jugar Clash in the Clouds y saber que los siguientes dos contenidos son prácticamente uno, como que las expectativas de momento -y a la espera de Burial at Sea– se quedan cumplidas a medias.

¿Qué se puede esperar de Clash in the Clouds? Mucho combate, mucho desbloqueable, más trofeos y una dificultad coqueta. Y eso es bueno.

Esta nueva modalidad nos entrega 4 mapas en los que tendremos que sobrevivir 15 oleadas de enemigos; en adición tenemos un cuarto/museo en el que desbloquearemos estatuas, música y arte conceptual pago mediante con silver eagles que obtenemos al jugar. Al igual que también están disponibles para comprar todas las mejoras de vigors y armas que aparecen en el juego principal, por lo que hay mucho por coleccionar.

Cada vez que se pasa una ola de enemigos te pasan a un cuarto en el que te reabasteces de vida, salts y armas; también puedes comprar mejoras para los vigors, así como cambiar de armas si lo deseas. Además, la primera vez que pasas cada una, te entregan un gear o una infusión. Todas las mejoras y compras que realizas son totalmente permanentes, por lo que puedes regresar a jugar un mapa con armamento y habilidades  totalmente potenciadas.

Para darle más sabor al asunto se han agregado unos blue ribbons -desafíos- por conquistar, que no son mas que pruebas específicas de cada una de las olas; van desde matar a todos los enemigos con un arma determinada hasta, por ejemplo, matar al Handyman en turno con puros golpes en el corazón. Algunas pruebas son de lo más fáciles, otras son un abuso cruel.

En sí es un contenido regulón, y definitivamente no era lo que se esperaba. Por otro lado, si te gusta el gameplay que propone Bioshock: Infinte, no hay pierde. Tendrás unas cuantas horas extras de diversión y hay reto suficiente delante de tu nariz. ¿Vale el precio de admisión? Depende. Lo mejor que pueden hacer es comprar el pase de temporada (cuesta $20 dólares contra $35 que costará todo el contenido por separado), de esta manera se puede ver esta entrega de DLC como un extra en lo que se espera por el pastel grande que representa el contenido que le sigue en el futuro.

Como dijo nuestro amigo lector @Gallups en twiiter: Este contenido descargable fue como un “tengan un DLC y dejen de estar molestando mientras hacemos los otros”. Por un lado está bien, es divertido y me despertó de nueva cuenta el hambre por el juego; por el otro, es un contenido que deja tibio por las expectativas generadas al respecto.

Ya veremos qué nos deja Burial at Sea.

Anuncios

1 reply »

Buttoneros, opinen:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s