Reseñas

[RESEÑA] Grand Theft Auto V

news_photo_33260_1379697478Vivir en Los Santos no es fácil. La delincuencia está a la orden del día, hay droga por todos lados, prostitución en las calles y la gente que supuestamente es “de bien” son unos seres creídos muy ahogados en sus egos de millonarios. Simplemente soy un criminal retirado tratando de llevar una vida decente. Tengo una familia a la cual amo y odio al mismo tiempo y tengo ese loco sueño de querer hacer carrera en el glamoroso Vinewood. Así es esto, trato de sobrevivir día a día mientras me enfrento a todos los problemas que me causa haber tenido una -muy divertida y emocionante- vida criminal. Vivir en LS no es fácil, pero resulta ser muy divertido.

Me levanto, me pongo mi ropa deportiva y a comenzar el día con un poco de Yoga. Hay que estar saludable, y si algo sobra aquí en Los Santos, son actividades físicas: bicicleta, nado, o hasta un triatlón hay a mi alcance. En fin, unos cuantos estiramientos para calentar el cuerpo y de ahí un amistoso juego de Tennis con mi esposa Amanda; pierdo como siempre, no se me da mucho esto.

0_0 01

Regreso a mi cuarto, me pongo algo más decente de ropa y me trepo al auto. Pongo EAST LOS FM para escuchar un poco a Don Cheto y meto pedal con Yo tengo el Don ♪ de fondo. De ahí al AMMU-NATION para comprar unas cuantas municiones y darle a los retos del target practice. Esos records no se van a romper solos.

Tengo que decir que disparar es muy divertido y lo hago mejor que nunca.

Ya que sacié esas ganas locas de dispararle a todo lo que se mueve toca visitar el club y jugar un poco de Golf. Nueve gloriosos hoyos que me están costando bastante para poder dominarlos. Hoyo más, hoyo menos, me subo a mi carrito de golf y vamos de uno a otro. Termino con un +5 y prácticamente he metido Bogey en cada uno de ellos. Me pongo a mentar unas cuantas madres mientras regreso a mi vehículo. Pongo NON STOP FM para manejar al ritmo de Rhythm of the Night o tal vez me encuentre con un poco de Rihanna. Todo sea para estar en onda con la chaviza.

Voy a un garage que tengo en la ciudad y saco mi bicicleta. Hago un poco de pierna mientras llego a mi destino un poco alejado de la ciudad: una carrera de motos. Corro por el rocoso camino y les enseño una cosa o dos a mis contrincantes. Quedo en primer lugar y me llevo todo la gloria del mundo.

Cuando voy de regreso a la ciudad -en una cuatrimoto que tomé “prestada”-, recibo una llamada acerca de que uno de mis negocios está siendo asaltado. Llego al lugar de los hechos a toda prisa y les enseño que se han metido con el negocio del hombre equivocado. Saco mi bazooka y de un solo gatillazo termino con la carrera criminal de estos sujetos. Business, amigo.

0_0

Veo que ya es la hora de comer y le marco a my nigga Fraklin para cotorrear juntos. De camino a su casa le ayudo a una pobre mujer a recuperar su bolso robado y detengo a unos sujetos desnudos que -al parecer- querían matar a una dama. No está mal hacer de vez en cuando algo decente.

Llego por mi amigo y compañero del crimen y nos dirigimos a jugar un amistoso juego de dardos, en donde salgo muy victorioso. Después nos movemos al bar más cercano y nos tomamos unas cuantas copas. Salimos muy borrachos y a medio camino la policía se da cuenta que vengo manejando en aquel indebido estado y comienza una loca persecución. Tanta acción hace que se me baje la peda y logro escapar de las patrullas. Me escondo unos instantes en un almacén abandonado y, ya que se han calmado las aguas, voy y aviento a my homie Franklin en su casa.

Para descansar un poco después de todo el evento policiaco me muevo un rato al muelle y, mientras me pongo a ver unas cuantas nalgas pasar, navego en Internet por mi teléfono. Invierto un poco en las acciones de la bolsa y checo un capítulo online de una serie animada. Y como se me hace muy fácil, llego a una página en donde venden equipo pesado de transporte y me doy el lujo de ordenar y comprar un tanque de guerra. Me informan que me llega en unas 24 horas. Yeah.

0_0

Llega la tarde y le marco a mi psicópata amigo Trevor para ir al cine. Hay que variar un poco las actividades. Vemos una de esas películas hipsters extranjeras con mames abstractos y nos vamos. Claro, con Trevor nada puede salir como lo planeado y crea problemas con la justicia de esta refinada ciudad. Yo no tengo nada que ver en el conflicto, así que solo me hago a un lado y disfruto del espectáculo. Para mi fortuna, Trevor elimina de manera muy rápida a la distracción, así que podemos abandonar el lugar sin ninguna persecución innecesaria.

Aviento a Trevor en su casa y me voy un rato al Table a desestresarme.

0_0 01

Me tiro uno shot en la barra y de ahí me voy en búsqueda de un privado. Me menean las nalgas en la cara mientras tengo que estar atento del cuidador para poder meter mano, si me cacha, me corre el culero. En fin, me engolosino y pido un privado doble, ¿Qué es mejor que un par de nalgas? ¡Dos pares de nalgas meneándose en mi cara!

Llego a mi casa y veo un poco de televisión con la familia mientras me fumo un purito. Pasan las horas y ya todos se han ido a dormir, podría terminar el día e irme a la cama, pero esta ciudad no duerme. Me subo a mi auto y me dirijo hacia las montañas a pasear en la noche disfrutando de LOS SANTOS ROCK STATION. Un porco de Queen y un poco de Elton Jhon aderezan la noche y el paisaje. Llego al lugar donde guardo mi submarino y aprovecho el insomnio que me cargo para buscar unas cuantas partes de un submarino que me han pedido el favor de encontrar.

Regreso a la superficie y veo la montaña más alta de todo el condado, ¿Por qué no ir ahí a pasar un rato? Regreso a la ciudad a buscar mi helicoptero y me dirijo a mi destino. Acomodo mi helicóptero en la posición deseada y de un rápido movimiento me aviento. Abro mi paracaídas y caigo glorioso en lo más alto de la montaña. Triunfante mientras el sol ya ha comenzado a asomarse.

monta

Veo un amanecer más en esta loca ciudad de Los Santos mientras me pregunto qué tantas cosas me esconde aún. ¿Qué tanto me faltará por descubrir? ¿Qué tanto me faltará por vivir en sus calles? De lo único que estoy seguro en este momento, es que ya sé lo que voy a hacer el día de hoy.

Digo, alguien tiene que darle uso a ese tanque que acabo de comprar, ¿No?

BUTTON SCORE 010

Anuncios

6 replies »

  1. Un día en Los Santos.
    GTA V no me llama tanto la atención, digo si lo quiero jugar pero no inmediatamente ya como los demás.
    Yo se que es un gran juego, pero al menos de momento no pienso tocarlo.
    Muy buena reseña.
    Saludos.

  2. Que paso, estamos quedando atras en esas noticias, ya esta a la venta Beyond Two Souls!!! Otra gran exclusiva de PS3

  3. A mi me parece genial lo que hiciste lic. Yo todavia puedo sólo soñar con esto…

  4. @reziztencia

    Sobra decirlo, pero GTAV vale el precio de admisión. A esto hay que agregar que tiene un online -que ya funciona bien- muy competente, divertido (cuando encuentras gente decente para jugar) y que le da mucha más vida al título. Claro, entiendo que prefieras otros títulos sobre de él ya que cada quién tendrá sus juegos y géneros favoritos.

    @Ricardo

    Por mi parte no planeo jugar BEYOND: Two Souls en un buen rato (trabajo, dinero y la nueva generación me frenan), así que no verás nada viniendo de mí acerca del juego en estos meses. 😦

    @Campanita

    ¡Muchas gracias!

  5. Con esa reseña te das cuenta que la vida de un millonario es bastaaaaaaaante aburrida, nada como pelear contra otra pandilla en los barrios bajos de LS, apostar todo en un casino e ir de una ciudad a otra.

Buttoneros, opinen:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s